Azucena

Una nueva sesión de fotos boudoir en una casa rural increíble y con una modelo de excepción. Como siempre, opino que cada mujer es única y diferente, cada una con su belleza particular que desea verse y sentirse aun más sexy – si cabe – . La fotografía boudoir consigue capturar y evocar todos esos sentimientos. No lo dudes, regala a tu pareja o regálate una sesión personalizada.

Os dejo con un resumen de la sesión de Azucena. Espero que os guste.