Yanina+Rafael

Como todo lo que tiene un principio, también tiene un final, hoy os traigo la última boda de la temporada 2012. Nunca me cansaré de repetir que este año he conocido a muchas personas increíbles y hoy puedo decir que ya les considero mis amigos, ya que hemos vivido muchos buenos momentos juntos, muchas tardes de preboda, días de boda, muchas sonrisas, amenas conversaciones y sobre todo, muchísimas fotos. Sólo con estos detalles, hago balance personal y no me equivoco en decir que ha sido un año estupendo.

Con Yanina y Rafa, fue todo bastante rodado y muy sencillo. Se dejaron querer por la cámara y disfrutaron cada momento juntos. Por supuesto, todos esos momentos los empecé a documentar en su preboda en las calles de Madrid. Desde ese día, supe que su boda iba a ser realmente fantástica.

Y por fin llegó el esperado día. No fuimos hasta Villanueva de los Infantes, en Ciudad Real para acompañarles en el previo de la ceremonia, una cena informal con amigos y familiares. Al día siguiente, con muchas ganas empezamos el día muy tempranito, con un suculento desayuno en el hotel rural La Morada de Juan Vargas, un sitio realmente encantador donde se alojaron las damas de honor, la novia y su familia.

La ceremonia se llevó a cabo en la majestuosa Iglesia de San Andrés Apóstol, en pleno corazón de Villanueva de los Infantes y la posterior celebración fue en las elegantes instalaciones de Bodegas Real.

Muchas gracias Yanina y Rafa por hacernos sentir como parte de vuestros amigos, por todas las atenciones por parte de vuestra familia, el trato recibido y por regalarnos todos esos buenos momentos de vuestro gran día. También quiero agradecer a Elías González por acompañarme durante ese fin de semana y ayudarme a captar todos esos grandes momentos que a partir de ahora formarán parte de sus mejores recuerdos.

Os dejo con una selección de ese día. Espero que os guste.