Ruth+Rubén

Cuando una pareja se dedica mutuamente una canción, cuando la novia es quien la canta y el novio quien se pone detrás de un piano, el resto de personas simplemente nos dejamos llevar por su magia, por su momento. Es imposible intentar reprimir alguna que otra lágrima durante ese instante cargado de emociones.

Cuando me toca hacer una boda como la de Ruth y Rubén, es cuando más feliz me siento de haber tomado la decisión de hacer este tipo de fotografía. Ellos se quieren con locura y queda demostrado en sus fotos. Ya les presenté en este blog hace unos días con el reportaje de su preboda en Madrid, donde a pesar de la timidez de Ruth, quedaba patente la complicidad entre ambos. Hoy os traigo la continuación de su historia. Se casaron en la madrileña Iglesia de Santiago y San Juan y tras una emotiva ceremonia, se fueron a celebrarlo directamente en la Finca Monte de los Ángeles, en Torrelodones.

Radiantes, llenos de alegría y locos el uno por el otro. Ese día no hubo nervios ni nada que empañase su felicidad.

Os dejo con un resumen de esa tarde mágica. Espero que disfrutéis tanto como yo.